La formación continua es fundamental para que las empresas incrementen su competitividad.

Por ello, la Fundación Tripartita pone al alcance de los empresas, cursos bonificados para empleados que no suponen ningún desembolso añadido, como es el caso de los cursos de inglés, alemán, ruso y español, que ofrecemos en TLCdénia.

cursos_formacion_bonificados_idiomas

A pesar de ser una gran ventaja para las empresas, la demanda de formación por parte de empleados y empresarios de micropymes de España es tan sólo el 29 por ciento, frente al 50 por ciento de los trabajadores en Alemania o el 62 por ciento en los países nórdicos, según datos aportados por la entidad Aenoa Formación Continua y la Fundación Tripartita.

Las micropymes, desconocen cómo pueden aprovechar estos sistemas de formación continua de carácter público, como es el caso de la formación bonificada, cuya financiación parte de las cuotas que todas las sociedades pagan a la Seguridad Social.

cursos_formacion_bonificados_idiomas

En 2014 el número de empresas participantes en cursos de formación continua bonificada es de 478.000, con un consumo de crédito de formación aproximado a 800 millones de euros y una participación de unos 2.400.000 trabajadores. Pero sólo el 29 por ciento de las micropymes de España (1-9 trabajadores) han realizado formación para sus trabajadores, consumiendo unos 200 millones de euros.

Los Presupuestos Generales del Estado del 2015 han incrementado en un 4% las partidas de financiación para esta formación de las empresas, utilizando parte de la cotización por Formación Profesional, el 0,70 por ciento, siendo el 0,60 por ciento a cargo de la empresa y el 0,10 por ciento a cargo del trabajador.

Si estás interesado, consúltanos y te informaremos sobre nuestros cursos.


Aunque en la actualidad estamos en un periodo económico complicado, la teleformación sigue aumentando año a año. De hecho, al cierre del año pasado un total de 2,5 millones de personas se decantaron por formación online, un 25% más que en 2008.
Con el aumento del número de parados, en España se ha disparado la demanda de cursos online, sobre todo, de idiomas (en concreto de inglés), de ofimática a cualquier nivel y de mejora de las habilidades en el entorno laboral.
Una de las claves del auge de la formación online ha sido el fomento del uso de las redes sociales. De hecho, tanto Twitter como Facebook o Linkedin han provocado un cambio de roles en la formación, en la que el profesor ya no es el centro y comparte su conocimiento con mayor cercanía a sus alumnos a través de estas redes.
En la actualidad cualquier medio que permita la comunicación entre profesor y alumno es positivo, por ejemplo, el uso de Youtube con canales especializados en formación, en los que se desarrollan clases virtuales sobre temas o materias concretas.
El impulso que está teniendo la formación online es acorde al desarrollo de Internet y las nuevas aplicaciones tecnológicas, tanto en software como en hardware. Hoy un alumno puede seguir un debate en un campus virtual o hacer un curso con participantes de diez países, o hacer prácticas con simuladores o consultar en su móvil documentos de ayuda.
Fuente “Asociación Aenoa”